domingo, 9 de diciembre de 2012

independence day

¿Por qué dejáis que vuestra felicidad dependa en un grado tan alto de otras personas? claro que los demás repercuten en nuestra vida, pero hay que saber ser feliz por uno mismo y valorar la independencia. 
Siempre habrá alguien que nos decepcione, nos falle, nos deje tirados, nos haga daño. A veces sin si quiera ser a propósito y solo por nuestra simple condición de humanos. Pero también los habrá que nos jodan con todas sus ganas.

sábado, 18 de agosto de 2012

Lost in traslation

A veces, súbitamente siento que estoy perdida en un inmenso caos. Se apodera de mi un miedo incontrolable. No sé qué hago con mi vida. Todo es incertidumbre. Todos estamos perdidos en un mundo que no deja de moverse. Yo he perdido mi punto de equilibrio.

martes, 7 de agosto de 2012

Desire


Amor, deseo y no viceversa. El amor depende del deseo, pero el deseo no depende del amor.
Es poco habitual que alguien se enamore de una persona a la que no se desea, porque desde el principio el deseo suele ser la mecha que enciende el fuego del amor. Existe un tipo de amor que no va asociado al deseo: el amor hacia un amigo, a una madre, un hermano, etc. pero es precisamente el deseo lo que diferencia el amor romántico de aquellos otros. Incluso en esta era de la tecnología que hace posible que dos persones que jamás se ha visto se "enamoren", ambos sienten un deseo físico. El amor es en gran medida atracción.
Por el contrario, es perfectamente posible (además de natural) desear a otras personas, incluso cuando se ama a otra. De no ser así, la fidelidad no tendría ningún mérito. El amor no es menos válido por sentirse atraído por personas diferentes a la amada; es, de hecho, más fuerte cuando pese a ese deseo se tiene claro que el amor hacia una persona prevalece. En todo lo mencionado hasta ahora, se da por hecho que se tiene una relación con la persona a la que se ama, pero que el amor no inhibe o limita el deseo es más evidente cuando se toma el ejemplo de un amor no correspondido. ¿Deja el desdichado de desear a mujeres u hombres atractivos y se ve privado de cualquier placer carnal por su falta de apetito sexual? El deseo va siempre por libre
La gente suele proclamar a los cuatro vientos que el sexo es mejor cuando hay amor (aquellos que se permiten hablar de sexo), pero es una aserveración estúpida que no lleva más de 10 segundos de razonamiento rechazar. El sexo con un desconocido puede ser tan satisfactorio como la primera vez que se hace el amor con una persona de la que estás locamente enamorado. Lógicamente el segundo caso se espera con más ansias que el primero, que suele ser inesperado; pero es, en mi opinión, la confianza y no el amor lo que marca la diferencia. El desconocido probablemente esté más interesado en recibir placer que en darlo, y aunque no fuese así, tampoco conocería las preferencias de la otra persona y estaría demasiado avergonzado de preguntar. En el caso de la primera vez de los enamorados (no la pérdida de la virginidad, si no la primera ocasión en la que tienen sexo entre ellos) seguramente pase exactamente lo mismo que en el caso del desconocido, con la excepción de la prioridad de obtener placer sobre darlo, y por ello las dos experiencias sean igualmente insatisfactorias. Es la confianza, que suele ser inexistente en la primera vez, lo que hace que un encuentro sexual sea memorable. La confianza para estar desnudos centrándose en el placer y no en los complejos, la confianza para preguntar si se tienen dudas y para decir lo que nos gusta y lo que no.

lunes, 2 de julio de 2012

So long...

He vuelto, creo que para quedarme. Pero quiero cambiar todo el concepto, que esto dejé de ser un sitio de dramas amorosos adolescentes para empezar a ser el sitio donde hacer lo que antes tanto me gustaba, escribir sin ningún motivo. Siempre he acabado por abandonar todas mis pasiones, es descorazonador. Cambiaré eso.